Una mujer francesa con su hijo en un campamento en Siria.  17 de febrero de 2019.

Francia repatrió el martes (24 de enero) a 15 mujeres y 32 niños que estaban detenidos en campos de prisioneros yihadistas en el noreste de Siria, anunció el Ministerio de Relaciones Exteriores.

“Los menores han sido entregados a los servicios encargados de la pensión alimenticia y están sujetos a seguimiento médico y social”dijo el Quai d’Orsay en un comunicado de prensa. “Los adultos han sido entregados a las autoridades judiciales competentes”añadió.

Esta operación de repatriación colectiva, la primera del año 2023, confirma la ruptura ya producida en 2022 en París con la política de » caso por caso «lo que le valió la condena de los organismos internacionales y la censura de los órganos consultivos franceses.

cambio de doctrina

El pasado 20 de octubre, 15 mujeres yihadistas y 40 niños franceses detenidos en campos del noreste de Siria ya habían sido repatriados por las autoridades francesas. Fue la mayor operación de este tipo realizada por Francia hasta la fecha. El anterior, que afectó a 16 mujeres y 35 menores, el 5 de julio, marcó un importante punto de inflexión y un cambio de doctrina: tras más de tres años de bloqueo, París decidió repatriar a todos sus nacionales y a sus hijos preservados desde la caída final del pseudo- «califato» de la organización Estado Islámico (EI), en marzo de 2019 en Baghouz.

Hasta el verano de 2022, Francia favorecía la repatriación a » caso por caso «, que consiste, de facto, en traer de vuelta al suelo nacional a los niños sin sus madres, es decir, ya sean huérfanos, o niños cuyas madres hayan accedido a firmar un documento de renuncia a la patria potestad. Así, solo 35 niños presuntos huérfanos habían sido repatriados por París, el último de los cuales en enero de 2021.

Entre los países europeos, Francia estaba cada vez más aislada en su elección de repatriación » caso por caso «. Bélgica, Finlandia, Dinamarca, Suecia, los Países Bajos y Alemania han decidido repatriar a todos sus hijos nacionales, acompañados de sus madres cuando sea posible. La inversión del Elíseo también estuvo motivada por la multiplicación de condenas por parte de organismos internacionales.

El mundo con AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *