La presidenta busca resistir los pedidos de renuncia. Manifestantes de todo el país marchan para fortalecer el jueves en la capital.

El gobierno de la presidenta peruana Dina Boluarte tendrá una dura prueba este jueves, cuando millas de personas se movilizarán en todo el país, sobre todo en Lima, para exigir la Renuncia de un mandatario en cuya gestión de cinco semanas hubo ya medio centenar de muertos en una ola imparable de protestas.

Policias y militares se desplegaron este miércoles para evitar en lo posible la de manifestantes à la capital, la cual se estima podría convertir en epicentro de protestas que hasta ahora han déarrollado todo en el sobre del país, la región más relegada históricamente.

La Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), la principal organización sindical del país, también convocó a un paro general para el 19 de enero para exigir «la Dimisión de Dina Boluarte y de los directores del Parlamento».

El presidente, que busca frenar las crisis, pidió calma a los manifestantes y volvió a hablar de diálogo con los movimientos que protestan en las llamadas des de la destitución y arresto del ex presidente Pedro Castillo, que el 7 de diciembre intentó dar un golpe cerrando el Congreso.

«Sabemos que quieren tomar Lima por todo lo que está saliendo en las redes. Y los llamo a tomar Lima, sí, pero en paz y en calma. Los espero en casa de Gobierno para dialogar sobre las agendas sociales que tienen“, confirmó Boluarte.

control restringido

En previsión de donde tomarán el relevo los jóvenes, el Ministerio Público y la Policía Nacional del Perú (PNP) comenzaron este miércoles a realizar un sobrio control a los vehículos de los manifestantes que ingresan a Lima.

Las principales plazas del centro histórico de Lima custodiado permanentemente por la Policía Nacional y seguridad de los municipios.

Al término de los movimientos en la capital peruana, los bloqueos de rutas y rutas continuas en 8 regiones del país, resultaron en 94 puntos de tránsito interrumpidos, que afectan 16 vías nacionales, solo el último reporte de la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas , Carga y Mercancias (Sutran).

Las marchas avanzan desde todo Perú hacia Lima, donde este jueves se espera una gran concentración.  Foto: AFP


Las marchas avanzan desde todo Perú hacia Lima, donde este jueves se espera una gran concentración. Foto: AFP

Hasta el momento, 41 manifestantes y un policia han muerto en las protestasy otras ocho personas más perdieron la vida por distintas causas provocadas por los bloques de carreteras y manifestaciones.

El joven de Estado declaró este martes que las vías de Ibán fueron desbloqueadas para las fuerzas de seguridad y que esperan que los manifestantes lleguen a Lima al término de conversar sobre sus reclamos sociales, pero no políticos.

Boluarte remarcó que la agenda política que plantó «es inviable desde el Ejecutivo“, en referencia a que los manifestantes piden su renuncia y el cierre del Congreso, además de que convocan a elecciones generales hay una asamblea constituyente.

Expectativa y preocupación

Los analistas coinciden en que el jueves, independientemente de sus resultados, no será una jornada definitiva contra Boluarte, pero sí podría ser el inicio de una movilizacion de corto o mediano plazo contra una mandataria cuya renuncia se ha convertido en clamor de buena parte del país.

Las caravanas llegan a Lima desde todo Perú.  Foto: AFP


Las caravanas llegan a Lima desde todo Perú. Foto: AFP

«Tengo la impresión de que la lógica de movilización va a seguir. El interior del país y allí las distancias entre Lima y el interior del país se van a cortar», afirmó el sociólogo Eduardo Ballón, en declaraciones a Télam.

Para los analistas, la gran causa del divorcio es que Boluarte, que era vicepresidenta de Castillo, dijo al asumir que gobernaría hasta 2026, debía cuando terminara el mandato. Eso implica no solo darle tres años y medio más de vigencia al repudiado Congreso, sino desatender el clamor popular que, en un 83%, requiere elecciones generales inmediatas.

Finalmente, el Congreso aprobó las elecciones para abril de 2024, pero ahora no se descarta adelantarlas para este mismo año.

Vista aérea de los vehículos en un corte de ruta en Perú.  Foto: AFP


Vista aérea de los vehículos en un corte de ruta en Perú. Foto: AFP

Los pedidos de la marcha

La salida de Boluarte, a quien la gente parece responsable de las 50 muertes que van hasta ahora, según la Defensoría del Pueblo -41 civil caídos en chocques con las Fuerzas Armadas, primordialmente por heridas de bala; Un policía calcinado vivo dentro de su patrulla y ocho víctimas de los blocosse se ha convertido en un punto central de la agenda.

Pero la mandataria de 60 años, que llegó al poder el 7 de diciembre, se niega a dimitir, porque dice que continuar es su deber constitucional y que lo que hay es una ofensiva de «azuzadores extremists que quieren caos y anarquía«.

Los requisitos incluyen el cierre del Congreso impopular, controlado por la derecha y ahora aliado del Ejecutivo, la celebración de elecciones generales este año, la convocatoria de una Asamblea que cambie la Constitución de 1993 y libertad para Castillo, en detención provisional desde que fue destituido al intentar dar su propio golpe.

Fuente: Télam y EFE

CC

Mira también

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *