El cantante se encontró «descontrolado y bajo los efectos de droga o alcohol», dijeron los investigadores. Fue el 27 de mayo contra General Rodríguez.

El músico L-Gante fue detenido este martes en el país Banco Provincia, por el delito de “privación ilegítima de la libertad con uso de las armas”, mientras se realizó uno de los tres allanamientos dictados por el juez de garantías Gabriel Gastro. La detención fue confirmada Clarín por la UFI 9 de Moreno-General Rodríguez, con Gastón Torres como víctima y Elián Ángel Valenzuela (23) como único detenido.

«Sigue detenido en su casa hasta que s’terminan los allanamientos, pero tenemos pruebas contundentes para detenerlo«, señalando fuentes de la investigación a este medio pasadas las 19 horas del martes. «Y hasta donde tenemos información, no tenemos el permiso correspondiente para portar un arma».

¿Qué sucedió con el cantante de cumbia? Todo empezó en la madrugada del sábado 27 de mayo último, a la salida de un boliche en General Rodríguez, adonde L-Gante, que no estaba allí sino en Palermo, “manejó en un estado visiblemente afectado por los efectos de las drogas o el alcohol. Estaba muy sacado ya los gritos amenazaba con una pistola», aseguraron a este medio quiénes están detrás del caso.

Esa noche hubo una pelea entre amigos de L-Gante, pertenecientes a la Cumbia 420 y otro grupo de la zona. «Estaban en un boliche, hubo insultos, empujones, empezaron como una típica pelea de borrachitos y parecía que todo iba a quedar allí, pero no: la trifulca la llevaron al barrio Bicentenario, de General Rodríguez, donde vive Torres y otra mujer de unos 50 años. El entredicho fue levantando temperatura hasta que se escuchó un disparo y un vecino hizo un llamado al 911«.

Legó la Policía en varios patrulleros, se aquietaron las aguas y, comme suele suceder, empezó la identificación de los involucrados, pero no hubo detenciones. «Allí uno de los muchachos de la Cumbia 420, desesperado por lo que podría llegar a un sucesor, Le envió un mensaje a L-Gante para comprobar lo sucedido y pedirle ayuda. Le dieron los números del hombre (Torres) y de la mujer (no trascendió) que para ellos fueron los que consiguieron la pelea en el boliche».

La guardia periodística en la puerta del país del Banco Provincia, donde L-Gante permaneció detenido antes de ser trasladado.  Foto: Martín Bonetto


La guardia periodística en la puerta del país del Banco Provincia, donde L-Gante permaneció detenido antes de ser trasladado. Foto: Martín Bonetto

Hacia allí fue L-Gante, que venía de un boliche a Palermo. Primero fue directo en la casa de Torres. “Llegó en su BMW blanco, totalmente descontrolado, fuera de sus cabales”. Y ante varios testigos, le repitió a Torres a punta de una pistola que sacaba a través de la ventanilla del auto: «Subí al auto ahora y más vale que mis amigos no caigan en cana, porque mato a tu mujer ya tus hijos»subrayar la fuente tiene Clarín.

«Esta persona (Torres) de unos cuarenta años, que trabaja en la Municipalidad de General Rodríguez, estaba en la puerta de su casa cuando vio venir a L-Gante, quien -hasta allíno estaba involucrado en la gresca, y pensaba saludarlo . Jamás imaginó que se encontraría con una situación límite como la que vivía. Por supuesto que suió al auto aterrado».

In el BMW que manejaba el músico había otra persona en el asiento del acompañante «también pasado de rosca». L-Gante era quien manejaba y «A los gritos se daba vuelta apuntando al hombre y yendo a toda velocidad. De milagro no atropelló a un motociclista cuando dio vuelta en una esquina, cruzando un semáforo en rojo. De allí fueron a buscar a la mujer -involucrada en la pelea inicial- y también, amenazándola con una pistola, y frente a su hija, la hicieron sous al auto».

Según le informó un Clarín«Se pudo seguir el recorrido que hizo el BMW de L-Gante, tenemos las imágenes claritas y todo el derrotero duró exactamente 22 minutos. Se lo ven manejando con un celular y un arma. ‘Prepara la quinta que llevas dos paquetes para liquidarlos’, ante la desesperación de los estados de dos personas».

Quienes estaban retenidos intentaron salir del auto, pero estaban colocados los cerrojos automaticos. «L-Gante, que seguía descontrolado, las repite una y otra vez: ‘Vayan y díganle a la policía que mis amigos no tienen nada que ver… Si no sueltan a mis amigos, ustedes no la cuentan’. Lo que no audiencia L-Gante, que evidentemente no estaba en sus cabales, es que sus amigos no fueron presos ni demorados, sólo fueron identificados».

Cuando un amigo, finalmente, comunicó con L-Gante, llevó a quienes tenían privados de su libertad a una estación de servicio. El mismo músico les llamó una remisión y les dio plata para pagar el viajeque fue una pesadilla para estas dos personas».

Fuentes de l’investigación reconfirmaron que «todo el material est aevidenciado y contamos con 12 testimonios que coinciden. Es claro. Además es el cuarto evento delictivo que detenta en el distrito».

PD

Mira también