El estilo de Juan Manuel Moreno, que se ha pasado años construyendo una marca de hombre moderado y de centroque defiende la política sin voz y huye de las guerras culturales que busca Vox, se impone en Andalucía cada vez con más claridad. La apuesta para la alcaldía de Cádiz, que disputará el presidente del polipropileno diputado gaditano y andaluz, Bruno García, 43 añoses la última prueba evidente de que un ejército de líderes en el horizonte de los 40 y muy en la onda del recien rescató al portavoz del partido, Borja Sémper, marcan el paso en Andalucía.

Aunque se dice que el candidato de Cádiz estaba sin nombrar porque Génova había intervenido esa decisión, la designación de un hombre de la máxima confianza del presidente andaluz exhibe que es Moreno, en sintonía con la dirección nacional, quien ha tenido la ultima palabra en todas las grandes ciudades andaluzas. Su apuesta por el exalcalde de Almería y actual consejero de Medio Ambiente y portavoz del Gobierno, Ramón Fernández-Pacheco, ya hay constancia de que Moreno aspiraba a montar un partido en Andalucía supo imagen y semejanza, con valores alza de rasgos políticos y vitales muy similares. En el puente de mando del PP andaluz otro perfil en esta misma línea, con el cordobés Antonio Repullo como secretario general. También forman parte de ese ‘ejército’ el Alcalde de Córdoba, José María Bellido.

Pelea tras la marcha de ‘Kichi’

Bruno García de León, nacido en 1979, es diputado en el Parlamento andaluz y lidera el PP de Cádiz para la designación del presidente andaluz en el último congreso provincial. Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense trabajó en la banca privada hasta 2007. Es entonces cuando comienza su vida pública como concejal en el Ayuntamiento de Cádiz, de la mano de Teófila Martínez en la alcaldía, ocupando la concejalía de Turismo, desde donde ascendió en 2011 a teniente de alcalde. Tras perder el PP la alcaldía, Bruno García se mantuvo en la oposición hasta 2019, tras la victoria de José María González ‘Kichi’ en 2015. Con Moreno ingresó en la Ejecutiva Regional del PP y después a la presidencia del partido en Cádiz.

Esta era la única capital andaluza donde el PP aún no había confirmado su candidatura. Hasta el último momento se especuló con la vista de Teófila Martínez, en la presidencia de la Autoridad Portuaria de Cádiz, por ganar la alcaldía. Las encuestas en las filas populares dieron a la exalcaldesa, que gobernó Cádiz durante 20 años, bastante diferencia respecto a otros candidatos. Finalmente, Moreno que le ha dado muchas vueltas a esta designación, opta por la renovación. La salida de la política del actual alcalde ha convertido a la ciudad de Cádiz, con mucho peso también para decidir el futuro de la Diputación, en una capital marcada en rojo para los principales partidos.

Segunda vuelta del 19-J

El PP aspiraba a consolidar el cambio de signo en Andalucía, una autonomía que fue feudo socialista por excelencia, demostrando que la ola con la que Juan Manuel Moreno arrasó el pasado junio en las autonómicas no fue un golpe de suerte y de camino dejar sentado que será un granero clave, trajo 61 diputados al Congreso, párr. por uno Alberto Núñez Feijóo en la próxima ciudad electoral de los generales.

noticias relacionadas

El PP aspira a todo el botín además de la Junta de Andalucía: va a por las ocho capitales y las ocho diputaciones y señala que no es ninguna quimera porque sus probeos le señalan que lo tienen al alcance de la mano. El PSOE niega que esto sea posible y asegura que sus probeos arrojan qu’están ahora mismo “bastante mejor” que en las autonómicas de hace siete meses y que el 28 de mayo empezarán su remontada en Andalucía. Pedro Sanchez también volcará en una comunidad clave.

Por primera vez en la historia, el PP realizó candidatos en los 785 municipios de Andalucía. El Veterano de lejos es el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que tenía 81 años. Como el restaurante de regidores, incluido la de Marbella, acosada por un escándalo de tráfico de drogas en su familia. En las gandes plazas donde el PP no gobiernan todos los candidatos se estrenan. En Granada la apuesta es el Ayuntamiento de Fomento, Marifran Carazolo que obligará a remodelar el Gobierno andaluz, que estrenó en julio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *